6 trucos para viajes largos en coche con niños

    1

    Viajar en familia es siempre emocionante, disfrutar juntos de las vacaciones, enseñar a nuestros hijos lugares nuevos o crear recuerdos en sitios especiales. Viajar es una aventura única, sin duda.

    Cuando tenemos niños, sobre todo de corta edad, suele ser más cómodo, siempre que sea posible, viajar en coche, ya que nos ofrece diversas ventajas frente al transporte público (como tren, autobús o autocar): podemos ir a nuestro propio ritmo, no tenemos limitación de equipaje, no hay otros pasajeros que pueden sentirse incómodos por el cansancio de los niños, entre otras… Pero si el viaje es considerablemente largo es posible que a los niños (a quienes no acostumbra a gustarles estar mucho rato realizando la misma actividad) se les haga pesado y tedioso.

    1 – Seguridad, ante todo

    En un viaje, tal y como rezaba un popular cartel de la DGT que durante los ochenta se podía ver en las carreteras del país: “Lo importante es llegar” y volver, añadiríamos. Lo primero que debemos contemplar antes de viajar es la seguridad. En el caso de los niños, deben usar el asiento adecuado, es por ello que os recordamos que la seguridad viaja de espaldas y que una silla a contramarcha mínimo hasta los 4 años multiplica la seguridad de nuestros pequeños y en el caso de niños más mayores, deberemos usar los elevadores pertinentes.

    2 – El destino es un lugar emocionante

    Otro punto importante para que el viaje no se vuelva una tortura para los niños es hacer que estén entusiasmados con el lugar de destino. Preparar juntos las maletas, hablar de los planes para las vacaciones, etc… son buenas ideas para que les resulte atractivo el viaje. A la hora de volver a casa, también podemos recalcar las cosas buenas de la vuelta al hogar: “podrás jugar con todos tus juguetes” o “volverás a ver a tus amigos”

    3 – Paradas cada dos horas

    En viajes de más de tres horas es importante parar cada dos a descansar y estirar las piernas, esto es una norma universal para trayectos largos, haya niños en el coche o no. Los niños además podrán aprovechar estas pausas para descargar energía, ir al servicio y cambiar un poco de aires. En el caso de viajar con bebés, es un buen momento para cambiarles el pañal y darles de comer, y podemos tratar de cuadrar las paradas con las horas de las comidas y sus siestas para hacer un buen recorrido del tirón.

    4 – Distracciones para horas de viaje

    En un trayecto largo lo normal es que los niños alternen pequeñas siestas con otros momentos de estar despiertos, para estos últimos recomendamos llevar todo tipo de distracciones para que no haya cabida al aburrimiento. Dvd’s portátiles para ver películas es lo que suele dar mejor resultado, aunque también existen juegos de mesa para coche, audiocuentos para evitar el mareo que pueden provocar los tradicionales en un viaje en coche.

    5 – Llevar comida para picar

    Hay algo en los viajes largos en coche que nos hace pensar en comida. Pero no debemos olvidar que estamos en un espacio reducido que se está desplazando todo el rato y que en el que no tenemos mucho margen de movimiento corporal. No será cómodo usar cubiertos, por ejemplo. Por ello, debemos planificar bien la comida o los snacks que vamos a llevar y empaquetarlos de manera correcta (una buena idea es usar bolsas de cierre zip, por si no nos acabamos la comida de una vez) y lo mismo para las bebidas, que deberán ir en cantimploras, botellas, termos o vasos que puedan taparse

    6 – Kit de emergencia

    Uno de los contratiempos más frecuentes que puede ocurrir en un trayecto largo en coche con niños, son los incómodos mareos y sus consecuentes vómitos. Por ello hay que ir preparados con anterioridad para que podamos limpiarnos bien en caso de un poco de malestar: llevar una bolsita con toallas, toallitas húmedas, bolsas para posibles vómitos y una muda. Además, una buena forma de prevenir es no darles comida de difícil digestión antes del viaje, como leche, si partimos temprano y han de desayunar antes es mejor sustituir la leche por una bebida vegetal, por ejemplo.

    Compartir

    1 Comentario

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here