Abraza a tus hijos a diario

0

Ya hemos hablado anteriormente de la locura que supone la vida moderna, conciliar familia, trabajo y demás responsabilidades es difícil y a veces cuesta hacerlo sin quedarse sin aliento.

Muchas veces vivimos de forma automática con el fin de poder llegar a todo, cumplimos horarios y rutinas a rajatabla porque es la forma de asegurar que al final de día estará todo tachado de la lista.

Si sufrimos de estrés, el Mindfulness es una herramienta perfecta para luchar contra él, pero a veces simplemente con un poco más de contacto humano de los nuestros todo se ve desde una perspectiva más sencilla.

La importancia de las muestras de cariño

Algo que no debemos permitir es que el agobio y el trote diario haga que se nos pase por alto brindar cariño físico a nuestra familia y sobre todo, a nuestros pequeños. Estamos seguros qde ue ya demostráis el amor a vuestros hijos muy a menudo y por ello queremos insistir en la importancia que tienen estos actos que pueden parecer simples pero que son muy relevantes.

Cuando sufrimos un disgusto o un susto o algo que nos altera negativamente, un abrazo es muchas veces más reconfortante y sanador que las palabras de consuelo.

La realidad es que los padres nos esforzamos a diario para darles a nuestros pequeños lo mejor, pero también debemos ser conscientes de lo necesario que es el cariño y su expresión física, ya que les aportarán beneficios a su salud emocional e incluso a su estado general.

Por qué dar abrazos a tus seres queridos

Virginia Satir, una célebre psicoterapeuta familiar muy reconocida en las últimas décadas del siglo XX afirmaba lo siguiente:

“necesitamos 4 abrazos al día para sobrevivir,
8 para mantenernos felices
y 12 para crecer.”

Beneficios de los abrazos

Sabemos que no necesitáis motivos para abrazar a vuestros pequeños, de todas formas vamos a compartir algunos de los beneficios que diversos estudios han confirmado que aportan los abrazos a nuestros hijos:

  • Liberan dopamina y oxitocina: las llamadas hormonas del placer y del amor respectivamente ”, cuando nos abrazan se segregan ambas que se asocian a la socialización y a la creatividad, la primera y responsable de la confianza y seguridad, la segunda.

  • Reducen los niveles de cortisol: y esto ocurre por el contacto corporal que activa los receptores en la dermis: Al abrazar a alguien, el tacto en la piel hace que se activen los corpúsculos de Pacini, lo que estimula el nervio vago, que es el que regula la presión sanguínea. Que la tensión arterial se regule ayuda a calmar el estrés, por ello es una buena idea abrazarlos si los vemos pasando un momento tenso.

  • Estimulan el sistema neuronal: para desarrollarse correctamente es básico que el cerebro reciba estimulación, los abrazos y achuchones los activan.

  • Inteligencia emocional: ayuda a sentirse queridos, importantes, aporta autoconfianza.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here