‘Better Things’: madre separada con tres hijas adolescentes

0

En Better Things nos encontramos con una de esas familias que antes eran poco convencionales y que cada vez se ven más hoy en día. Pamela Adlon, a la que muchos conocimos en Californication, se interpreta a sí misma (con otro nombre) y nos presenta otra obra de ese género tan de moda como es la “dramedia”.

Better Things es una colaboración entre Pamela Adlon y Louis C.K., co-creador de la serie, productor ejecutivo y escritor o co-guionista de casi todos los episodios. Su serie Louie es ya un referente de las comedias autobiográficas pero con un estilo y una estructura cinematográfica y, en ocasiones, experimental. Por su parte, Better Things tiene un formato sencillo y no tiene un estilo ni neurótico ni egocéntrico.

Tráiler de Better Things en español

En el episodio piloto, la actriz que interpreta Adlon, que normalmente se presta a hacer de todo, se da cuenta de que tiene tres hijas y de que quizá no es la mejor imagen que puede proyectar. Lo mejor es que la actriz nos hace empatizar con ella, independientemente de que no seas intérprete o madre. La realidad se muestra de manera cruda y genuina, precisamente como son este tipo de familias desestructuradas, o al menos sin las estructuras más tradicionales.

Con un formato ligero de 20-22 minuto por episodio, quizá no es la mejor opción para los amantes de las típicas comedias de chistes fáciles y ritmo acelerado. Sin embargo, es perfecta para ver con ojo crítico y una copa de vino, y así degustar la radiografía tan precisa y mordaz de un sector muy amplio de la sociedad estadounidense y, por extensión, occidental.

Una visión cruda y real de la maternidad y la conciliación

Parte del encanto de esta serie es que Adlon (Sam en la serie) no pretende ser la madre del año. “Simplemente” es una madre moderna que intenta manejar la madurez de sus hijas, cada una a su nivel: Max, cerca de la mayoría de edad; Frankie, con su carácter complejo y ambiguo; y Duke, que va dejando de ser tan niña.

Ya escribimos de situaciones similares con ‘SMILF’, aunque esta serie tiene un toque más Hollywood y menos underground. De todos modos, ambas series merecen mucho la pena, más si cabe desde nuestra perspectiva de familias modernas que pretenden disfrutar al máximo de la maternidad sin olvidar las dificultades e inconvenientes que comporta.

Creada por FX Productions, se puede ver a través de HBO. Con dos temporadas ya emitidas, fue renovada para una tercera que presumiblemente verá la luz en otoño de 2018.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here