¿Cuánto tiempo crees que podrías aguantar sin tu smartphone?

0

Según algunos estudios (este y este otro), lo máximo que aguantamos sin comprobar nuestras redes sociales, correo, llamadas o mensajes en el smartphone son 6 minutos y medio. Este dato puede parecer algo exagerado al leerlo, pero la realidad es que, en el mundo actual, en el que vivimos permanentemente conectados, apenas soltamos nuestros teléfonos móviles.

Hemos adaptado la costumbre, no sólo de estar disponibles 24/7, sino también de comprobar que no nos hemos desconectado, como si se tratará de algo tan natural como respirar o ir al baño.

La dependencia que tenemos del teléfono móvil

Obviamente, la posibilidad de acceder a toda la información y a tod­as las personas cuando queramos, es algo que tiene su parte positiva pero también, una importante parte negativa. La parte negativa son los efectos que esto tiene sobre nosotros, y no nos referimos únicamente a cómo afecta a nuestro sistema nervioso (link), a la higiene del sueño, o a la parte negativa de estar sobreinformados, entre muchas otras cosas, sino también a cómo afecta a nuestra vida social y, sobre todo, familiar.

Y es que, la dependencia que tenemos de nuestros smartphones está afectando seriamente a nuestra vida familiar. Y si no, pensad en una escena tan natural como llevar al parque a tus hijos, ¿cuántos padres no sacan el móvil en todo el rato que están en la zona de juegos? Es algo que puede resultar peligroso, por el hecho de no estar vigilando lo suficiente a nuestro hijo, y también puede afectar a la autoestima del niño, al no sentirse atendido o valorado. O en el caso de tener hijos más mayores, existe el riesgo de que la comunicación pase a ser mayoritariamente online, sobre todo en el caso de los adolescentes, que tienden a renegar de la vida familiar y la comunicación con sus padres de forma natural.

Aquí es donde los padres hemos de hacer un ejercicio de reflexión, y hacer un esfuerzo por limitar el uso de las nuevas tecnologías en los momentos que estamos con nuestros hijos. Es triste pensar que nuestros hijos puedan llegar a recordarnos siempre con el móvil en la mano.

Os aconsejamos una serie de pautas muy simples para desconectar fácilmente en los momentos familiares:

¿Cuándo no debes utilizar el móvil?

  • Las comidas o cenas: son momentos familiares en los que debe fluir la comunicación verbal y el móvil ni siquiera debería estar físicamente presente.

  • Momentos de juego con tus hijos: son momentos de calidad con tus hijos, que para ellos son muy especiales y son los futuros recuerdos de tus hijos. Es importante estar al 100% por ellos.

  • Al ir por la calle con los niños: evita sacarlo ya que el uso del teléfono puede distraerte y llegar a ser un riesgo por no vigilar bien a los niños que son imprevisibles.

  • Mientras estás conversando con tus hijos: si te llaman o suena la notificación de alguna red social, no corras a atenderlo, espérate a que se termine la conversación y consúltalo en otra habitación.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here