Museos divertidos para niños

0

A la hora de planificar viajes y vacaciones con niños, a veces nos limitamos a propuestas simples como ir a la playa o al pueblo. Sin embargo, no debemos subestimar el potencial de nuestros peques y no hay nada de malo en incluir visitas a museos que puedan despertar su interés.

Lógicamente, no todos los museos son indicados para el público infantil, por lo que se recomienda hacer un trabajo de investigación y selección previo para asegurar el éxito de la visita.

Los mejores museos para ir con hijos

Por eso desde aquí queremos recomendar una serie de museos que tenemos en diferentes rincones de Europa y que suelen encantar a los más pequeños de la casa, no solo proporcionando diversión sino también conocimientos.

Museo Pedagógico de Arte Infantil (Madrid)

Especialmente diseñado para la educación artística infantil, se encuentra ubicado en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. Este centro pretende acercar el arte a los niños de manera interactiva y así fomentar la creatividad de los más pequeños.

Así mismo, pone en valor el potencial de las artes plásticas a la hora de entretener y formar a los niños, dejando de lado ese punto de esnobismo que se suele asociar a los museos y el arte en general. Su principal objetivo es la divulgación, de manera que se organizan diferentes tipos de actividades a los

Fundación Joan Miró (Barcelona)

Empezamos por uno que nos queda cerca. Sin duda, el estilo de Joan Miró casa perfectamente con los primeros dibujos que suelen hacer los niños. Las obras surrealistas del artista catalán son el vehículo perfecto para introducir en el arte a nuestros diablillos.

Además, desde la Fundación se organizan cursos y talleres para acercar el arte de una manera divertida. Son actividades que se pueden hacer en familia, y tanto pequeños como mayores las disfrutarán.

Museo de Historia Natural (París)

Los animales juegan un papel central en el crecimiento de los niños. Se suele hacer hincapié en ellos desde los primeros cuentos o dibujos animados, y suelen ser algunas de las primeras imágenes que asocian a palabras.

Partiendo de esa base, la visita a este Museo puede ser la excusa perfecta para que los padres viajen a la ciudad del amor sin necesidad de “aparcar” a los niños con algún familiar. Tiene una zona especialmente diseñada para peques de 6 a 12 años y está todo muy bien montado.

Museo de Ciencias Naturales (Barcelona)

Otra manera de acercarse a los animales es desde los fósiles, que nos ofrecen un enfoque diferente sobre la historia y el pasado de diferentes especies. Otro espacio con fines divulgativos que aporta conocimientos a los más pequeños a través de los juegos y ejercicios pensados y desarrollados por educadores especializados.

Por ejemplo, el Nido de ciencia se recomienda de 0 a 6 años para un primer acercamiento a la ciencia y se debe acceder acompañado de un adulto, lo que permite compartir vivencias y tiempo de calidad en un entorno diferente al habitual.

Museo de la Acrópolis (Atenas)

Un enclave con tanta historia como la Acrópolis también es un destino perfecto para niños. Para empezar, los menores de edad tienen acceso gratuito y se ofrecen carritos de bebé para que la visita sea más cómoda.

Tanto niños como adultos pueden hacer consultas al personal del Museo y existe una sala de lectura para profundizar en libros de historia griega. Además, existe un laboratorio donde se puede aprender sobre tecnología antigua y ver su relación con mecanismos y dispositivos modernos. Aquí también hay talleres para niños de 4 a 6 años y de 7 a 12.

Museo Van Gogh (Amsterdam)

Aunque generalmente se percibe Amsterdam como una ciudad para adultos, lo cierto es que el Museo Van Gogh ofrece la posibilidad de acercarse a este genio desde una perspectiva más infantil.

Cuentan con audioguías específicamente diseñadas para peques de entre 6 y 12 años. De esta manera, se conocen mejor los procesos creativos de un artista del calibre de Vincent.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here