Niños bilingües: ventajas y beneficios

0

En los últimos años, muchos estudios han demostrado que los niños bilingües superan a los monolingües a la hora de ejecutar ciertas acciones.

Las funciones ejecutivas forman parte de un sistema cognitivo general de dominio que es esencial para la flexibilidad y la regulación de la cognición y el comportamiento dirigido por objetivos y comprende componentes distinguibles pero interrelacionados.

De hecho, desde un punto social y educativo ya se puede considerar un aspecto positivo que los niños sean capaces de comunicarse y pensar en varios idiomas. Como decía Ludwig Wittgenstein: “Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”, por lo que ampliar los límites de ese conocimiento mediante el aprendizaje de otro(s) idioma(s) solo puede ser beneficioso.

Investigaciones sobre las capacidades de los niños bilingües

Los componentes a los que se hace referencia con más frecuencia son el cambio (cambio flexible entre tareas o conjuntos mentales), la actualización (supervisión constante y adición/borrado rápido de contenidos de la memoria de trabajo) y la inhibición (control de la atención y capacidad de anular una respuesta prepotente fuerte).

Se piensa que los bilingües desarrollan ventajas en la función ejecutiva porque manejan múltiples idiomas y son capaces de adaptarse continuamente al idioma apropiado para cada interacción comunicativa.

Tienen que prestar atención a las señales que informan al orador sobre el idioma que debe utilizar, seleccionar el idioma adecuado y elegir la lexicalización apropiada; y mientras lo hacen, suprimen la interferencia de otros idiomas.

Los efectos del bilingüismo en niños con autismo

Un nuevo estudio ha descubierto que los niños con Trastornos del Espectro Autista (TEA) pueden tener más facilidad para cambiar de tarea si aprenden un segundo idioma. Se han resaltado nuevas razones para creer que los niños autistas que son bilingües tienen una mayor flexibilidad cognitiva en comparación con los niños que son monolingües.

Durante los últimos años ha habido un importante debate en el campo acerca de dónde hay una “ventaja bilingüe” en términos de funciones ejecutivas.

Algunos investigadores han argumentado de manera convincente que vivir como una persona bilingüe y tener que cambiar de idioma inconscientemente para responder al contexto lingüístico en el que se produce la comunicación aumenta la flexibilidad cognitiva.

Sin embargo, investigaciones anteriores no consideraron el efecto que tenía la habilidad bilingüe en el autismo. Pero ahora sí. Los niños bilingües con TEA se desempeñaban significativamente mejor cuando se trataba de la parte más compleja de la prueba de cambio de tareas en relación con los niños que eran monolingües.

Aunque anteriormente se pensaba que aprender un segundo idioma sólo haría más difícil que los niños con TEA aprendieran un idioma o empeoraría sus dificultades lingüísticas existentes, la nueva investigación es un punto de inflexión en la forma en que se educa a los niños con TEA, especialmente en países donde el conocimiento de múltiples idiomas es común.

¿Y si ser bilingüe no tienes ventajas reales?

Sin embargo, otros estudios concluyen que los mejores resultados de la función ejecutiva de los bilingües son un mero artefacto de los experimentos o que las ventajas cognitivas bilingües son atribuibles a factores tales como las diferencias en el estatus socioeconómico entre monolingües y bilingües.

También se han propuesto otros factores para tener en cuenta las diferencias bilingües y monolingües en las tareas de la función ejecutiva, como la inteligencia general o la cultura.

Para prevenir efectos confusos, se necesitan comparaciones dentro del grupo y comparaciones entre grupos en las cuales los grupos son comparados en un rango de variables de fondo.

Evidentemente, este tipo de investigaciones requieren unos análisis muy profundos y ampliar las muestras al máximo, por lo que todavía no se pueden dar conclusiones totalmente definitivas, aunque en líneas generales se afirma que el hecho de manejar más de una lengua de manera fluida sí que es positivo para las personas.

Factores en los que el bilingüismo favorece el desarrollo infantil

Para entrar un poco en profundidad sobre los aspectos beneficiosos del bilingües, a continuación se especifican algunas de las áreas en las que el dominio del idioma dual parece ser más beneficioso:

Desarrollo cognitivo

Cuando alguien conoce múltiples idiomas, ambos idiomas están activos en el cerebro simultáneamente, y deben ser separados mentalmente cuando piensa o habla. Para poder operar en un idioma u otro, las personas bilingües están acostumbradas a pedirle a su cerebro que cambie de un sistema a otro. Debido a esto, los niños multilingües tienden a ser mejores solucionadores de problemas.

Tienen mejores recuerdos y son capaces de recordar las cosas más rápidamente. Una vez que conocen dos idiomas, tienen una mayor capacidad para adquirir un tercer idioma o más.

Desarrollo emocional y social

Especialmente si van a estar cerca de miembros de la familia o de grupos que sólo hablan un idioma u otro, es una ventaja para un niño poder comunicarse claramente con cada grupo. Si, por ejemplo, se quedan con frecuencia con un abuelo que sólo habla francés y otro que sólo habla inglés, si conocen ambos idiomas son capaces de comunicarse y formar un vínculo más profundo con cada abuelo.

Los estudios también muestran que los niños bilingües tienden a ser capaces de enfocarse mejor y controlar o regular su comportamiento, haciéndolos menos propensos a actuar y más propensos a adaptarse bien en grupos de sus compañeros.

Aptitud para aprender nuevos conceptos

Los niños que conocen más de un idioma tienen una mejor capacidad para aprender nuevos conceptos rápidamente. Si dominan dos idiomas más, se ha demostrado que los niños captan más fácilmente nuevas ideas en otras disciplinas como las matemáticas y las ciencias.

Apreciación de diferentes culturas

Si un niño está hablando más que el idioma, tiene la capacidad de conectarse con otros a través de múltiples culturas de una manera que los monolingües no tienen. Pueden observar una cultura diferente directamente, en lugar de limitarse a leer sobre ella o a que les hablen de ella. Esto podría conducir a una visión más inclusiva hacia otros de cualquier cultura, no sólo hacia aquellos a los que están asociados.

Además de estos beneficios, cuando los niños entran en la etapa adulta conociendo múltiples idiomas pueden tener una mayor posibilidad de empleo en ciertas industrias.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here