¿Qué son los pródromos de parto?

0

El periodo de pródromos es aquel que precede al trabajo de parto, puede durar horas e incluso días y se presenta diferente según la madre pero la característica principal es que son los primeros signos de que va a empezar el parto.

En esta fase es habitual tener contracciones de Braxton Hicks. Suelen estar muy distanciadas y, aunque pueden llegar a doler (por la proximidad al trabajo productivo de dilatación), se presentan irregulares y de diversas intensidades entre una y otra.

Síntomas de los pródromos de parto

Además de las contracciones de Braxton Hicks otros síntomas que podemos presentar durante los pródromos son:

  1. La liberación del tapón mucoso, aunque la futura mamá podría haberlo perdido antes o incluso ir perdiéndolo paulatinamente tras el paso de los días, incluso podría estar semanas desprendiéndose.

  2. La maduración del cuello del útero, es decir, el ablandamiento del cuello, para su posterior dilatación. Esto tan sólo podrá confirmarse tras un tacto de una matrona (o matrón) o una ginecóloga o ginecólogo.

  3. El descenso del abdomen despejando y aliviando el sistema digestivo.

  4. La sensación de “notarse rara” también es muy habitual en embarazadas que van a desencadenar el parto en breves.

Al ser un proceso fisiológico, todos estos síntomas, como hemos dicho, pueden variar de una mujer a otra y debemos tener en cuenta que el periodo de pródromos no es estar de parto y al ser simplemente la fase previa, no hay una forma de diagnosticar o asegurar que una futura mamá está en esta fase, sino pura intuición.

¿Qué hacer si crees haber entrado en la fase de pródromos de parto?

No hace falta asistir al hospital si no se presenta ningún síntoma de alarma (sangrado abundante, falta de movimiento fetal durante horas, tensión muy alta).

Analizar el tipo de contracciones que se está padeciendo, si no siguen un patrón, aunque duelan las identificaremos como de BH.

Puede ser que dada la situación el nerviosismo o la inexperiencia la futura mamá se confunda y no esté segura si ha iniciado el parto o se encuentra en la fase de pródromos. Una forma bastante útil y sencilla de verificar que son los pródromos es hidratándose y tumbandose a descansar; si así se mejora o desaparece la sintomatología, se descarta haber entrado en trabajo de parto.

En conclusión, el periodo de pródromos es básicamente una pancarta gigante que anuncia que en poco tiempo empezarás a dilatar y, por tanto, se desencadenará el parto.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here