‘SMILF’: la vida de una madre soltera

1

Dentro del amplio abanico de series que tenemos para otoño, SMILF destaca como una de las propuestas más personales y originales de la temporada. La serie es un desarrollo del cortometraje que presentó en el Festival de Cine Sundance, ideado por la propia protagonista Frankie Shaw.

En esta historia se nos muestra la maternidad desde una nueva perspectiva. Ya estamos acostumbrados a que las series de televisión estadounidenses nos muestren modelos de familias que parecen singulares, pero que con el tiempo se van convirtiendo en más habituales, como Shameless o Modern Family. Aquí, Frankie Shaw interpreta a Bridgette en un papel semiautobiográfico: una madre soltera con problemas económicos que intenta criar a su hijo de la mejor manera posible.

Una serie diferente pero muy común

Enmarcada en el género dramedia (drama+comedia) que tan de moda se ha puesto, Shaw ofrece una visión muy personal de la maternidad como ya sucede en otras series en las que el personaje principal es también su creador (Atlanta, Catastrophe o Louie), pero la audiencia enseguida empatiza porque se muestran situaciones muy comunes de cómo se cría a los niños en la actualidad.

A pesar de que gran parte del peso recae sobre Bridgette, hay cinco personajes que sostienen las tramas y que ayudan a lidiar con las dificultades de ser madre soltera:

  • Su madre (Rosie O’Donnell), que supone ese pilar en el que se han convertido las abuelas.

  • El padre de la criatura (Miguel Gomez), que intenta estar presente todo lo posible pero sin dejar de lado otros intereses.

  • La novia del padre (Samara Weaving), que en parte está del lado de su pareja y al mismo tiempo apoya a Bridgette por empatía femenina.

  • La amiga (Raven Goodwin), que comparte ciertos complejos con ella e intenta poner cierta sensatez en su vida.

  • La mujer para la que trabaja (Connie Britton), que parece tener la vida perfecta con la que sueña Bridgette.

Aunque quizá la variedad de estos personajes puede tener más que ver con ampliar el target de la serie, lo cierto es que se trata de un reparto muy colorido que nos va descubriendo diferentes facetas de la personaje principal y cómo modelan la relación con su bebé. Estos apoyos a veces se vuelven en su contra (o así lo percibe ella) y hacen de la maternidad un trabajo complicado y con pocas recompensas, ya que el relato se hace más bien desde el pesimismo y las dificultades que supone la crianza en solitario.

La maternidad de hoy en día

Con el inequívoco sello de Showtime, la productora que nos ha dado otras grandes series como Weeds, Masters of Sex, The Affair o Californication, entre otras, es perfecta para ver en pareja (como ya recomendábamos con This Is Us) especialmente entre 20 y 40 años de edad. La crianza de hoy en día se afronta de manera diferente a los años 80 y 90, y es que tanto la sociedad como el modelo de familia ha cambiado considerablemente.

Aunque el foco se centra en la figura materna, no es una serie (solo) para chicas. La primera temporada termina el 31 de diciembre y en España se puede ver por Movistar+. Ha sido renovada para una segunda temporada.

Compartir

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here