El papel del hombre en el embarazo

0

Aunque por motivos evidentes pueda parecer que un embarazo es fundamentalmente cuestión de la madre, en realidad no es así. Todo el contexto y las personas que rodean a la futura mamá influyen de manera que pueden conseguir que la gestante se encuentre en las mejores condiciones posibles para llevar el embarazo y que todo el proceso sea algo más que un mero trámite para convertirse en madre, sino también una etapa muy especial y revolucionaria de su vida.

Dentro de todas esas personas que tienen incidencia directa sobre el desarrollo del embarazo, quien tiene más importancia es la pareja de la gestante. Aunque obviamente, el grado de implicación depende del interés de ambos, de la gestante y del otro progenitor, ya que ella, la madre, es quien físicamente experimenta todos los cambios provocados por la evolución del feto, pero a nivel emocional los hombres también pueden y deben verse y sentirse implicados.

Cómo ha evolucionado la figura del hombre durante el embarazo

Sin duda, en las nuevas generaciones, hemos visto un avance en cuanto a la implicación de los hombres en la educación de sus hijos, así como en otras tareas del hogar que históricamente se habían asignado a la mujer. En cambio, involucrarse de forma activa en el embarazo puede ser más complicado.

Los cambios en el cuerpo de la mujer son evidentes desde los primeros instantes del embarazo…para ella. El hombre siente alegría por lo que está por llegar, pero en muchos casos no son capaces de sentir “suyo” ese pequeño ser que ven en la pantalla hasta que el embarazo es físicamente evidente o hasta que notan las primeras pataditas o en los casos más extremos, hasta el momento en que lo tienen en brazos.

Es tan importante que el padre muestre interés e implicación, como que la madre quien tiene un protagonismo superior por razones obvias, le invite a ser participe de todo el proceso y de lo que está por venir. Por ejemplo preparar el nido para el bebé que está en camino. Sin duda, todos los preparativos que implica la próxima llegada de un hijo son la ocasión perfecta para trabajar en equipo, que es la forma idónea de que una pareja gestione después la crianza.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here